Contacto

  • No products in the cart.
Contácto
  • No products in the cart.
Image Alt

Nuestras historias

   Nuestras historias

Conoce las historias de las diferentes comunidades del Ecuador

Un turismo comunitario con destinos llenos de esperanza

El Programa de Pequeñas Donaciones del PNUD Ecuador, tuvo la grata tarea de desarrollar el Concurso de Turismo Solidario, iniciativa que buscó reactivar la economía de las familias y comunidades que fueron afectados por el terremoto de abril 2016 en Manabí y Esmeraldas.

Los ganadores fueron seleccionados entre 21 propuestas presentadas. Los emprendimientos ganadores aportaron con la reactivación del turismo comunitario en los cantones Muisne y Atacames en Esmeraldas; Jama, Crucita y Sucre en Manabí.

El comité de selección conformado por representantes de: La Cámara de Turismo de Esmeraldas, Ministerio de Turismo, Fundación Telefónica, Senderos Naturales, PNUD y Cofradía Hotelera, evaluaron criterios como: innovación, sostenibilidad biocultural, asesoría técnica, calidad, impacto social y económico e identidad territorial.

A través de este concurso, el PNUD entregó 5.000 dólares a nueve emprendimientos liderados por hombres y mujeres que vieron en esta convocatoria una esperanza para mejorar sus medios de vida.

El GAD Provincial de Manabí y el GAD Provincial de Esmeraldas, contribuyeron en la difusión y socialización de este concurso que motivó a la sociedad civil a participar con sus innovaciones turísticas.

Como Programa de Pequeñas Donaciones palpamos un antes y un después en cada una de las iniciativas. Una de ellas de los Jóvenes Unidos de la Comuna La Gilces, ellos, son jóvenes a quienes este bello rincón de la parroquia Crucita en Manabí los vio crecer y, ahora, son ellos, quienes le apuestan el todo por el todo para potenciar sus emprendimientos y hacer de ellos su sustento diario. Estos estudiantes universitarios se están preparando para quedarse aquí, en su tierra.

La construcción de un sendero ecológico, fue lo que les impulsó por los últimos cinco meses a trabajar en las horas libres, fines de semana y, hasta jornadas intensas hasta la noche para concluir con este proyecto en conjunto. El sendero nos lleva por un recorrido a través del manglar que desemboca en el río Portoviejo.

 

 

En la tierra verde, Esmeraldas, se esconde otra de las iniciativas de hombres y mujeres de la  Asociación Caimito Sustentable quienes impulsan un Turismo Comunitario y una Agroecología Ecológica a través de la conservación del Bosque Húmedo Tropical y el impulso de Fincas Agroecológicas.

Visitar Caimito es simplemente llegar a un lugar mágico que permite refugiarse dentro de un frondoso bosque húmedo tropical que invita a conocerlo, explorarlo y vivirlo. Una escalinata trabajada día a día con mucho esfuerzo a manera de minga, fue el resultado de la inversión del Concurso, la misma que nos lleva a una playa virgen digna de visitar.

Fabiola Mosquera, presidente de la Asociación, nos comenta que este turismo es para quien ama la naturaleza, quien quiera vivir la experiencia de adentrarse en ella y respetuosamente conocerla.

Gracias al Concurso de Turismo Solidario conocimos gente emprendedora y valiente, que pese a las adversidades, supieron aprovechar sus capacidades y en una minga conjunta reactivaron sus emprendimientos turísticos demostrando que con solidaridad, compromiso y acción conjunta se lo puede lograr.

El Concurso aporta al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, enfatizando las metas 8,  9 y 12 que buscan para el 2030, elaborar y poner en práctica políticas encaminadas a promover un turismo sostenible que cree puestos de trabajo y promueva la cultura y los productos locales y; garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles[i].

“Todo el empeño y motivación del Grupo ha sido fundamental justamente, este tipo de proyectos, reflejan un trabajo colaborativo. Todos somos organizados. Hemos logrado contar con las 42 cabañas, las mismas ya están construidas y ahí se ve el trabajo”.

Alexandra Moreira, promotora del Grupo de Jóvenes del Manglar La Boca.

 

Con una inversión de $40.000, se logró beneficiar a 359 familias aproximadamente incluidos 13 comunidades de la UOCE directamente en los cantones de Atacames y Muisne en Esmeraldas y; 178 familias aproximadamente en Jama, San Jacinto y Las Gilces en Manabí.

 

http://icr.unwto.org/es/content/el-turismo-y-los-ods